La Danza de la Realidad

La Danza de la Realidad (2013) es una película autobiográfica chilena-francesa, escrita y dirigida por Alejandro Jodorowsky, basada en el libro autobiográfico titulado “La danza de la realidad: Psicomagia y psicochamanismo”. La película es protagonizada por Pamela Flores (madre de Alejandro) y Jeremías Herskovits (Alejandro niño, o “Alejandrito”). Esta película es un ejercicio de autobiografía imaginaria, aunque no en el sentido ficcional, debido a que todos los personajes, lugares, acontecimientos son verdaderos; sino en el hecho de que la realidad y la historia profunda de lo que significó vivir en el Chile de los años de dictadura, visto desde los ojos de un niño-adolescente que reúne los miedos de comprender la situación que le toca vivir. “Alejandrito”, ayudado en ocasiones por una madre comprensiva que apela imaginativamente a soluciones de situación ingeniosas para calmar los temores de Alejandro niño, transformando dichas vivencias en refuerzos cognitivos de la personalidad positiva del niño, para aprehenderlas en su potencial terapéutico y transformador.

Escena: miedo a la oscuridad

En la escena, Alejandrito es sorprendido por terribles ataques de pánico, producto de haber perdido a su padre en manos de la violencia de la dictadura. Su miedo a la oscuridad viene a reflejar el miedo a lo desconocido, a aquello que no puede ser visto ni percibido a simple viste. El propio Alejandro Jodorowsky interviene en la escena, como octogenario que relata imaginativamente la situación en retrospectiva, interpolada por los diálogos de madre e hijo, el “Alejandrito niño”. En la escena, su madre se acerca y lo calma, proponiéndole un juego en el cual él se transforme en el “Señor de la Noche”, pintándolo del negro mas oscuro, y que para ello se lance a la búsqueda de la “Princesa Blanca” que idílicamente ella misma toma el papel, despojándose de toda vestidura para interpretar que no hay miedo a la oscuridad aun en la situación más expuesta. El juego termina en la autoconfianza adquirida por Alejandrito, fusionándose en un negro noche ambos personajes.

Escena: los molestos del bar

En el transcurso de la película, Alejandrito es molestado por diversas personas, por ser “hijo del judío” de la tienda de ropa. En la escena, la madre de Alejandrito está dispuesta a demostrarle que quienes lo molestan no son mas que “maricones” (entendiéndose que para aquella época, el poseer la condición de homosexual era sinónimo de escoria social, de debilidad, de traición a lo masculino, y era seriamente penado por la dictadura). La madre de Alejandrito, opta por quitarse la vestimenta, ingresar al bar y girar en torno a el, entre los presentes, demostrándole a su hijo que ningún de ellos nota su presencia ni se inmuta ante la desnudez femenina. Ergo, le indica que no tiene más que temer a los molestos, y que no están a la altura de su hombría de niño.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!